"". Asuntos Legales.: Sicariato.

domingo, 11 de septiembre de 2011

Sicariato.

El delito de sicariato no estaba previsto de manera directa en el Código Penal Venezolano y ello porque la realidad de aquel momento no exigía al legislador una definición legal e inmediata de esa conducta como punible. Sin embargo, pese a no estar establecida de tal forma, antes de la entrada en vigencia de la Ley Orgánica Contra la Delincuencia Organizada, podía juzgarse al ejecutante de la muerte de alguna persona, que hubiese procurado tal muerte por haber recibido el pago de un precio, recompensa o promesa, por el delito de homicidio agravado. Se aplicaban en consecuencia, el artículo 407 del Código Penal (actualmente 405), en conexión con el artículo 77 “eiusdem”, última disposición que establece varias agravantes genéricas de todo hecho punible, entre las cuales se encuentra la contenida en el ordinal 2°, que claramente establecía “Ejecutarlo mediante precio, recompensa o promesa”.  Así se construía el tipo penal, por el cual se investigaba y procesaba al individuo que matara a otro movido en tales circunstancias.

 La realidad actual es otra, el aumento de las muertes por encargo e incluso la existencia de personas que no necesariamente forman parte de verdaderas organizaciones criminales y que se dedican a esta actividad en los distintos Estados del país, hicieron que el actual legislador pusiera en marcha el proceso de criminalización y tipificara esta conducta, ahora sí, de manera directa en la Ley Orgánica Contra la Delincuencia Organizada, asignándole una elevada pena, buscando mediante este mecanismo punitivo y represor su no ejecución, con miras a proteger los bienes que resultan lesionados.

         El artículo 12 de la Ley de Delincuencia Organizada, establece:
“Artículo 12. Quien dé muerte a alguna persona por encargo o cumpliendo órdenes de un grupo de delincuencia organizada, será penado con prisión de veinticinco a treinta años.  Con igual pena será castigado quien encargue la muerte, y los miembros de la organización que ordenaron y tramitaron la orden”.
 De la transcripción del tipo, se evidencia que se trata de un delito autónomo, que contempla una pena específica (prisión de veinticinco a treinta años) dirigido a un sujeto activo indeterminado (puede ser cualquiera) que realice la conducta típica y antijurídica allí descrita, que consiste en dar muerte a alguna persona, en circunstancias claramente diferenciadas: por encargo o cumpliendo órdenes de un grupo de delincuencia organizada.  En consecuencia, comete el delito de sicariato aquel que haya dado muerte a alguna persona porque se lo hayan encargado, como aquel que lo haya hecho cumpliendo órdenes de un grupo de delincuencia organizada.

A los efectos de este, en diversas sentencias la sala de Casación Penal ha llamado la atención a los distintos tribunales del país por falta de aplicación del artículo 12 de la Ley Orgánica Contra la Delincuencia Organizada ya que erróneamente interpretan la misma a través del Código Penal.

Hechas las consideraciones anteriores, debo decir que el sicariato es una realidad que tiene que asumir el Estado Venezolano, no debemos descuidar este grave flagelo que apenas  hemos visto la punta del iceberg. Las autoridades manejan cifras alarmante y en crecimiento sobre esta conducta sobre todo en los sindicatos (Obreros y campesinos) y por esta razón se va a implementar planes de desmantelamiento.


José F. Monaza M.
Abogado.


2 comentarios:

  1. Hola.. te estoy siguiendo! espero que usted
    también siga mi blog.
    Muy bueno su blog. Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Hola, Micaela Gonzalez... Muchas Gracias Mandame la dirección de tu Blog..

    ResponderEliminar