sábado, 3 de septiembre de 2016

El trastorno mental del imputado provocará la suspensión del proceso.




Una niña, de 16 meses de edad, resultó lesionada presuntamente como consecuencia de una caída, llevada por la acusada, OLEIRA, al ambulatorio, diagnosticando el médico de guardia, el fallecimiento de la menor, posteriormente, el resultado de la necropsia practicada por el Médico Forense, determinó que la causa de la muerte de la infante había sido por traumatismo craneoencefálico severo, hematoma epidural occipital y edema cerebral severo, ocasionado por objeto contundente, presentando igualmente hallazgos externos.

 La máxima de experiencia del tribunal, indico que las lesiones sufridas por la infante son el producto de agresiones con objetos contundentes, impulsada por la fuerza física del ser humano. Fue CONDENADA, a cumplir DOCE AÑOS DE PRESIDIO por la comisión del delito de HOMICIDIO INTENCIONAL.
Se realizan los recursos y llega el expediente a la Sala de Casación Penal en donde se decretó NULIDAD de oficio en interés de la ley en los siguientes términos.
En la fase de investigación, el Juzgado de Control, acordó la práctica de Evaluación Psiquiátrica a la acusada, la cual arrojó como resultado, que la acusada padecía de Trastorno de Adaptación Mixto y posterior cuadro de Trastorno Disociativo, decretándose la Suspensión de la Causa, de conformidad con el artículo 130 del Código Orgánico Procesal Penal. Seguidamente, el Médico Psiquiatra deja constancia de que la paciente fue dada de alta, sugiriendo egreso institucional y para ese momento se encontraba compensada sin evidencia de alteración mental.

Celebran la audiencia preliminar, la acusada manifestó no admitir los hechos, le fue impuesta Medida de Privación de Libertad. Una vez en el internado Judicial, el director solicita tres permisos para trasladar la acusada, al Departamento de Psiquiatría, para evaluar y aplicar el tratamiento recomendado. Celebran la Audiencia Oral y Pública, el Juzgado de Juicio, dicta decisión, mediante la cual fue CONDENADA.
No obstante, al inicio de la audiencia oral y pública, no hubo pronunciamiento alguno sobre el estado mental de la acusada, al final del debate, en el propio texto de la sentencia, el Tribunal de Juicio declaró la incapacidad de la acusada cuando dice “AL MOMENTO DE COMETER EL HECHO PUNIBLE, NO CONFRONTABA NINGUN TRASTORNO PSÍQUICO QUE LOS EXPERTOS DICEN TENER EN LA ACTUALIDAD”.
La situación presentada en el caso conlleva a declarar la NULIDAD ABSOLUTA de las actuaciones, realizadas después de la audiencia preliminar, en franca violación del artículo 130 del Código Orgánico Procesal Penal, que establece lo siguiente: “(…) HASTA QUE DESAPAREZCA ESA INCAPACIDAD. (…). LA INCAPACIDAD SERÁ DECLARADA POR EL JUEZ, PREVIA EXPERTICIA PSIQUIÁTRICA (...)”.
Como colofón, quiero dejar claro, una cosa es la causa de inimputabilidad (Art. 62 Código Penal) para el momento que se comete el hecho punible y otra es cuando se está enfrentando el proceso penal, el cual DEBEN ESTAR MENTALMENTE SANOS, realizar lo contrario sería NULO todas las actuaciones.

domingo, 14 de agosto de 2016

Crimen Pasional



“Un marido celoso mató a balazos a su esposa e hirió a un vecino en la calle Valera de Barrancas, municipio Cárdenas, en un aparente arranque de celos y luego de perpetrar el hecho de sangre, se disparó en la cabeza, muriendo minutos después en el Hospital Central.”  informo lanacionweb.com.

Hombre, golpeó, apuñaló, arrastró y quemó viva a su amante, Yossie Josefina Mejías (32), luego de revisarle el teléfono y verla fotografiada con un amigo.(…). el diario Frontera.

Lo anterior, son relatos noticiosos de algunos casos típicos de crímenes pasionales, debiendo subrayar, la característica fundamental, homicidio contra su pareja sentimental (esposa, esposo, amante, amiga, entre otros), causado por un súbito envión producido por los celos, la rabia o el desengaño.

En la Obra Criminología, Freddy Zambrano, comenta “(..) Un crimen pasional típico podría darse, por ejemplo entre un marido que descubre que su esposa le ha sido infiel y se lanza a golpearla brutalmente o incluso a matarla bien a ella bien a su amante. (…)

Una de las causas a este tipo de crimen, es cuando uno de los integrantes de la pareja quiere abandonar al otro o cuando el más débil se siente amenazado. Así aconteció en el homicidio de una conocida modelo venezolana, su verdugo, en medio de las confesiones, dijo a uno de los investigadores: “si no era para mí no era para nadie”, y aseguró que el hecho que ella lo dejara lo había molestado mucho porque él no quería terminar con ella.

Jurídicamente debe calificarse este hecho como Feminicidio, en la Ley Orgánica de los Derechos a la Mujer a vida libre de Violencia, cuando el sujeto activo es hombre y el sujeto pasivo es mujer o Homicidio Calificado, cuando no se da, esta característica.

En fin, el crimen pasional, es un concepto utilizado a nivel doctrinal, para abarcar el asesinato a la pareja sentimental, adquiriendo su origen ante una decepción, una provocación inaceptable e insoportable.

martes, 9 de agosto de 2016

Concubinato Putativo



La Sentencia Vinculante del año 2005 de la Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia bajo la ponencia del Magistrado Dr. Jesús Eduardo Cabrera Romero, Nro. 1682, en la cual se realiza una interpretación sobre el artículo 77 de nuestra Constitución.

“Se protege el matrimonio entre un hombre y una mujer, el cual se funda en el libre consentimiento y en la igualdad absoluta de los derechos y deberes de los cónyuges. Las uniones estables de hecho entre un hombre y una mujer que cumplan los requisitos establecidos en la ley producirán los mismos efectos que el matrimonio.”

La Sala Constitucional, describe las garantías que produce una unión estable de hecho distinta al matrimonio, el cual produce sus efectos a partir del momento de su protocolización, no amerita ser declarado por ser una institución que nace de manera distinta, no amerita una convivencia previa o ser reconocidos socialmente como pareja.

Unión estable no significa, necesariamente, bajo un mismo techo, sino permanencia en una relación, que actúan con apariencia de un matrimonio o, al menos, de una relación seria y compenetrada, lo que constituye la vida en común, tampoco puede existir el de fidelidad contemplado en el artículo 137 del Código Civil, por lo que la violación de deberes como el de fidelidad o de vida en común no producen efectos jurídicos. En cuanto al deber de socorrerse mutuamente, contemplado para los cónyuges en el artículo 137 del Código Civil, la Sala considera que este sí existe en cualquier tipo de unión, ya que si legalmente las uniones (o al menos el concubinato) generan derechos –como los alimentarios- los cuales normalmente corresponden a los cónyuges mientras dure el matrimonio, los componentes de estas uniones de hecho deben tener también esos derechos, como luego se explica, y ello se corresponde con el deber de socorro mutuo.

Esta sentencia no solo nos trae la interpretación de un artículo, sino que jurisprudencialmente determina el concubinato putativo, como una de las especies de la unión estable de hecho.

Se ha venido explicando que la unión estable de hecho, uno de los requisitos para declarar, es la soltería, o la falta de impedimentos dirimentes que impidan un matrimonio, es por ello que cuando hablamos de concubinato putativo, podemos decir que es una unión concubinaria en la cual una de las partes no está soltera o libre de impedimentos, a pesar de poder llevar una vida en común y permanente al lado de su pareja.

Para concluir, se decreta la posibilidad para uno de los miembros de una unión o concubinato, cuando uno de ellos, de buena fe, desconoce la condición de casado del otro. Solamente bajo ese supuesto funcionará el concubino putativo.