"". Asuntos Legales.: Los Siete Saberes para una Educacion para el Futuro. (PARTE I)

sábado, 18 de septiembre de 2010

Los Siete Saberes para una Educacion para el Futuro. (PARTE I)


Saludos a todos los lectores de este Blog que humildemente trato de traer a colacion temas que sea de provecho, en esta oportunidad les traigo una reseña de un ensayo perteneciente a Edgar Morin (Filosofo, Sociologo y Escritor) nacidó en París el 8 de julio de 1921, se enroló muy joven a las filas de la Resistencia Francesa y se adhirió al marxismo-leninismo. Su trabajo intelectual le permitió acercarse a las grandes estructuras mentales del mundo occidental: conoció la SOCIOSFERA de Karl Marx y la PSICOSFERA de Sigmund Freud.

Ante su exigente formación intelectual y con el fin de preparar a la Humanidad dentro de un modelo educativo más inclusivo, integrador y dentro del marco del pensamiento complejo, fue invitado a escribir una reflexión de la situación actual, un diagnóstico, a pedido de la UNESCO en 1996, cuando iniciaba su “Programa Internacional sobre la educación, la sensibilización del público y la formación para la viabilidad”. Muchas de las cosas que voy a comentar ahora cuestionan todos los niveles educativos, puesto que muchos de los siete puntos que se van a exponer han remecido nuestro sistema como tal.
PRIMER SABER: "las cegueras” : EL ERROR y LA ILUSION.
Morin en sus palabras, “el desarrollo de la inteligencia es inseparable del de la afectividad”, lo que conlleva a decir que pueden surgir distorsiones. Además, la ciencia cuenta con paradigmas, algunos de los cuales pueden desarrollar ilusiones y ninguna teoría científica puede decirse que dure eternamente. Ejemplos a lo largo de la historia lo demuestran, algunos con tristes casos como el Giordano Bruno o Galileo Galilei.
El conocimiento humano es frágil y está expuesto a alucinaciones, a errores de percepción o de juicio, a perturbaciones y ruidos, a la influencia distorsionadora de los afectos, al imprinting de la propia cultura, al conformismo, a la selección meramente sociológica de nuestras ideas, entre otros. La educación del futuro debe tener en cuenta esta posibilidad. El primer propósito de la educación del futuro será pues facilitar las condiciones para que los alumnos tengan la capacidad para asumir y corregir los errores e ilusiones del conocimiento y, al mismo tiempo, enseñarles a convivir con sus ideas, sin ser destruidos por ellas. (se ve mucho en la actualidad que todos piensan tener la verdad en sus manos).

"(...) hay que evitar que los hombres y mujeres seamos juguetes o esclavos de nuestras ideas deterministas y erróneas (...)" Morin.

SEGUNDO SABER: LOS PRINCIPIOS DE UN CONOCIMIENTO PERTINENTES.
Establecer el vínculo entre las partes y el todo, aprehender los objetos en sus contextos, es decir, promover una inteligencia general que atienda simultáneamente lo general y lo particular; a lo global, a lo multidimensional y a la interacción compleja de los elementos. Esta inteligencia general se construye a partir de los conocimientos existentes y de la crítica de los mismos.
El conocimiento pertinente es siempre y al mismo tiempo general y particular. En este punto, Morin introdujo una "pertinente" distinción entre la racionalización (construcción mental que sólo atiende a lo general) y la racionalidad, que atiende simultáneamente a lo general y a lo particular.
Con este Saber Morin nos enseña que debemos olvidarnos de "una inteligencia parcelada" que provoca que aparezca la ilusión y el error (Primer saber).


(...) Este es la primera parte de este Gran ensayo que deben de tomar en cuenta los educadores, esten pendiente con las proximas partes de los "Siete Saberes para una Educacion para el Futuro."
DISPONIBLE YA

No hay comentarios:

Publicar un comentario