domingo, 29 de junio de 2014

El valor de la experticia en el Juicio Oral.


Cuando se inicia un Juicio oral, desde ese mismo momento el juez o jueza debe garantizar un principio fundamental (entre otros) a saber: La inmediación Art. 16 del Código Orgánico Procesal Penal (COPP) “(…) deben presenciar, ininterrumpidamente, el debate y la incorporación de las pruebas (…)” es una exigencia de importancia en la práctica de la valoración de la prueba, que significa que el juzgador se haya puesto en contacto directo, percibir por todos sus sentidos el control y la contradicción de todos los medios de prueba.

Ese principio de inmediación íntimamente relacionado con la oralidad art. 14 COPP, “(…) El juicio será oral y sólo se apreciarán las pruebas incorporadas en la audiencia, conforme a las disposiciones de este Código (…)”. Es decir todo el expediente escrito en esta etapa del proceso (Juicio Oral) quedo atrás solo debe conservarse a los fines de su disputa las pruebas documentales establecidas en el artículo 322 COPP “(…) Los testimonios o experticias que se hayan recibido conforme a las reglas de la prueba anticipada, (…) La prueba documental o de informes, y las actas de reconocimiento, registro o inspección. (…) Las actas de las pruebas que se ordene practicar durante el juicio fuera de la sala de audiencias. (…) otro elemento de convicción que se incorpore por su lectura al juicio, no tendrá valor alguno (…)”

En este sentido cuando no comparecen a la plenaria algún experto a los fines de ratificar el contenido de la experticia, el Tribunal Supremo de Justicia en la Sala de Casación Penal en sentencia N° 170, de fecha 24 de abril de 2007, estableció lo siguiente: “(…) El Juez de Juicio está en lo cierto cuando decide no darle valor probatorio a las pruebas incorporadas por su lectura, en el sentido de que si el experto “...no vino a declarar (...) la valoración de esta prueba, sería (...) permitir la incorporación de la prueba ilegal a juicio (...) De modo que, es importante que los jueces salvaguarden el principio de defensa e igualdad entre las partes, porque es allí donde nace la garantía del contradictorio, y mediante su ejercicio lograr la certeza de la realización de un debido proceso (…)”

En esa misma dirección la Corte de Apelaciones de Guárico con Ponencia del Juez Jaime de Jesús Velásquez Martínez, sentencia Nº 09 de fecha 28 de mayo de 2014, dejo asentado lo siguiente: “(…) estima que la Juez a quo aun cuando evacuo las pruebas, estas fueron incorporadas por su lectura, pero las mismas no fueron sometidas al correspondiente debate y discusión, en virtud de las inasistencias de los funcionarios y expertos que las suscribieron; (…) no pueden ser valoradas las pruebas documentales promovidas por la Vindicta Publica, por cuanto las mismas no fueron debidamente debatidas en el Juicio Oral y Publico, (…)”

En conclusión, la valoración en juicio de las experticias sin la deposición en juicio del experto que la realizó, sería ilícita tanto por su incorporación como por la infracción al principio de la contradicción e inmediación y el derecho a la defensa, por lo tanto sin eficacia probatoria.

Comentarios:
Comentarios:
PIN: 55A6A85C
04141496119


No hay comentarios:

Publicar un comentario