"". Asuntos Legales.: Si algo llegara a pasarme

domingo, 23 de mayo de 2010

Si algo llegara a pasarme


Si muero, si me matan, aquí, hoy vivo, pretendo que sepan quién o quiénes serán los culpables, y para ello debo definir correctamente algunas palabras claves que delimitarán las pistas, porque no daré nombres exactos, solo indicios para que tú, que hoy lees esta columna, puedas descifrar quien o quienes serán los responsables de mi muerte.
Esta es la primera palabra clave, Violencia: el diccionario de la Real Academia Española la define como “(…) es un comportamiento deliberado, que provoca, o puede provocar, daños físicos o psicológicos (…) “. La segunda palabra clave es La impunidad, el mismo medio que empleé para detallarte el significado de la palabra Violencia es decir, el diccionario, lo define como “Falta de castigo” ya sea un crimen o delito.
La otra palabra clave es Poder, definida como “Tener expedita la facultad o potencia de hacer algo”, y quiero que prestes la mayor atención y que no te separes de la lectura porque para cuando leas esta columna vendrá alguien a interrumpirte, no lo permitas, puedes perder el hilo y recuerda que tu eres, si deseas seguir leyendo, testigo de una muerte advertida.
Política, según lo indica el mismo medio, es “Actividad de quienes rigen o aspiran a regir los asuntos públicos.”. Tú y yo sabemos quiénes son los que lo rigen en especial a nivel local. No pierdas el interés porque estoy en peligro, ¡ah! y no te lo he dicho, pero tú puedes salvarme con esta cuarta clave, Gobierno “Acción y efecto de gobernar; conjunto de los ministros de un Estado.” Según el mismo medio.
Estoy aquí por la necesidad de comunicarte; me aclamaste, me pediste, me imploraste, percibí tu penuria, tu sed, tu ansiedad, te di impulso, ímpetu, fuerzas. Sin embargo, me aclamaste, me aclamaron, pero hoy y sin sentido, me tienes en el olvido, me dices amigo, pero no pones ni un grano de arena, para mantenerme vivo.
Por otro lado, el gobierno dice que soy un aliado, pero cuando voy, toco, toco y toco, y nunca me dicen que no, me dicen, “eres excelente ¡tremendo trabajo, amigo!, pero estamos apretados, no tenemos incentivos, el presupuesto es muy corto, continúa tu camino, tal vez te llame algún día cuando tenga un donativo”. Sin embargo, cuando hay que apoyarlo contra el enemigo, dicen “(…) pase por aquí colega, siéntese, (besito en el cachete), tómese un cafecito (…)”.
No estoy pidiendo limosna, ni tampoco un regalito, pido ejecución de medidas eficaces, pero ya, ahora, inmediatamente, rápidamente, no esperes, te pido entiendas que soy un buen aliado, consúltame, úsame como herramienta para salvarme y no como tu posillo, que bebes de mi lo bueno, sin aportarme un comino.
Si eres un buen lector, ahora sabes quién soy; y quiénes son los culpables y también como evitarme todo este inmenso dolor.
En especial para los Tribunales de Justicia, Ministerio Publico, autoridades Nacionales, Estadales y Municipales.

1 comentario: